viernes, 23 de diciembre de 2011

Acto de fe y esperanza


"Porque creo que Dios es nuevo cada mañana
que está creando el mundo en este mismo instante
y no en un tiempo pasado, remoto y obscuro.
Esto me fuerza a encontrarme con Él, en cada instante
Porque lo que es inesperado es la ley de su providencia.

Este "Dios inesperado" nos salva y nos libera del determinismo
e ilumina los sombríos pronósticos de los sociólogos.
Este Dios inesperado es un Dios que ama a sus hijos,
todos los hombres.
Esta es la fuente de mi esperanza.

Yo soy un hombre de esperanza fiado no en razones humanas
ni en un natural optimismo
sino sólo porque creo que el Espíritu Santo está trabajando
en la Iglesia y en el mundo,
y no importa si éste lo sabe o no.

Yo soy un hombre de esperanza porque creo que el Espíritu
Santo es el Creador incesante que da cada mañana
a los que lo reciben una nueva libertad,
suministrándole el gozo y la confianza.

Yo soy un hombre de esperanza, porque sé que la historia de la iglesia
es una larga historia llena de hechos maravillosos del Espíritu Santo.
Pienso en los profetas y en los santos,
que, en los momentos más difíciles,
se convirtieron en instrumentos de gracia
e iluminaron el camino con clara luz.

Yo creo en las sorpresas del Espíritu Santo.
Juan XXIII fue una de ellas. También el Concilio.
Nadie esperaba, ni al uno ni al otro.
¿Por qué la imaginación de Dios y su amor se van a agotar en nuestro días?

Esperar es un deber, no un lujo.
Esperar no es soñar, sino todo lo contrario:
es el medio para transformar los sueños en realidad.

Felices son aquellos que se atreven a soñar
y están dispuestos a pagar un alto precio
para que sus sueños se hagan realidad en la vida de los hombres."

Cardenal Suenens (traducido de "Une nouvelle Pentecôte?") Leer más...

martes, 13 de diciembre de 2011

Una ética orientada a poner la lógica económica al servicio del hombre


Alejandro Córdoba 12.12.11 | 08:06. Religión digital. Archivado en Etica y Valores

http://blogs.periodistadigital.com/creyentes-y-responsables.php/2011/12/12/una-etica-orientada-a-poner-la-logica-ec#comments “Entre ellos ninguno pasaba necesidad” (Hechos 4,34). Entre nosotros muchos pasan necesidad. El progreso no es para todos. Las desigualdades se acentúan. Quizás haya que aceptar la recomendación de Gandhi “tenemos que aprender a vivir más sencillamente para que los otros sencillamente puedan vivir”

Nosotros ¿qué tipo de vida vivimos? ¿qué nos sobra? ¿qué comodidades nos hacen olvidar las hirientes incomodidades de nuestros hermanos? ¿qué sale de nosotros: la queja por lo que creemos nos falta o la disposición a carecer de algo para que otros tengan lo imprescindible? A través de estos interrogantes mi admirada Arantxa Aguado hace una llamada a la desinstalación que nos cambie la vida.

La solidaridad no consiste en repartir entre “los menos favorecidos” el excedente de los “mas favorecidos” ni en dar de lo que nos sobra sino en organizarlo todo desde los derechos y las necesidades de los más débiles. Ello nos lleva a poner el acento más en la equidad y la justicia que en el bienestar y la calidad de vida. Y para ello la lógica económica se debe poner al servicio del hombre.

Y eso ¿cómo se hace? ¿qué podemos hacer?

Alejémonos del fundamentalismo de los que se creen poseedores de la verdad absoluta y de la sinrazón en la que no hay lugar para la duda. Pero huyamos, también, del relativismo moral que, bajo el disfraz de la tolerancia y apertura mental, todo lo justifica. Porque ¡no todo vale, aunque esté permitido! Como decía Montesquieu “una cosa no es justa por el hecho de ser ley sino que debe ser ley porque es justa”.

Poner la lógica económica al servicio del hombre requiere otra manera de hacer las cosas y una ética que fomente un comportamiento responsable.

La ética no puede resolver los problemas económicos, políticos y sociales de nuestro mundo pero sí puede y debe impulsar lo que sólo con planteamientos políticos y económicos no se puede conseguir.

Debemos impulsar una ética que promueva un cambio de mentalidad y otro estilo de vida; que entre los valores que la soportan haga emerger la conciencia de la responsabilidad individual y social; y que sustituya el egoísmo por el altruismo, la competitividad extrema por la cooperación y el tener por el ser.

Con mis mejores deseos es la reflexión que propongo para estas fiestas que se acercan
Leer más...

Vídeos sobre pobreza y subdesarrollo

Loading...

Vídeos sobre ecología y cambio climático

Loading...

Vídeos sobre guerra y conflictos armados

Loading...