lunes, 31 de mayo de 2010

Lula inaugura la diplomacia de la nueva era


Leonardo Boff 2010-05-28.
El acuerdo alcanzado por Lula y por el primer ministro turco con Irán respecto a la producción de uranio enriquecido para fines pacíficos tiene una singularidad que conviene resaltar. Fue conseguido mediante el diálogo, la mutua confianza que nace de mirarse a los ojos y la negociación en la lógica del gana-gana. Nada de intimidaciones, de imposiciones, de amenazas, de presiones de todo tipo, ni de satanización del otro.
Ésa era y sigue siendo la estrategia de las potencias militaristas e imperiales que no se dan cuenta de que el mundo ha cambiado. Están incrustadas en el viejo paradigma del big stick, de la negociación con la vara en la mano o de la intervención pura y dura, para la cual todo vale; la mentira descarada, como en el caso de la guerra injusta contra Irak, la violencia militar más sofisticada contra uno de los países más pobres del mundo, como es Afganistán, o los conocidos golpes armados por la CIA en varios países, especialmente en América Latina.
Curiosamente, esta estrategia nunca ha dado ningún fruto en ningún sitio. Estados Unidos está perdiendo todas las guerras, porque nadie vence a un pueblo dispuesto a dar su vida hasta el punto de suscitar «hombres-bomba» para enfrentarse a un enemigo armado hasta los dientes, pero lleno de miedo y expuesto a la vergüenza y a la irrisión mundial. Lo que han conseguido es alimentar la rabia, el rencor y el espíritu de venganza, fermento de todo terrorismo.
La mayor amenaza para la estabilidad mundial hoy es Estados Unidos pues la ilusión de ser «el nuevo pueblo elegido» —así reza el «destino manifiesto» en el que los neocons, muy fuertes, como Bush, creen ciegamente— have que se sientan con el derecho de intervenir en todo el mundo. Pretenden llevar los derechos humanos, cuando los violan vergonzosamente; quieren imponer la democracia cuando, en realidad, crean una farsa; buscan abrir el libre mercado a sus multinacionales para que libremente puedan explotar la riqueza de los países, su petróleo y su gas.
La diplomacia de Lula se contrapone directamente a la del Consejo de Seguridad y a la de Barack Obama. La de Lula mira hacia delante y se adecúa a lo nuevo. La de Barack Obama mira hacia atrás y quiere reproducir lo viejo.
El viejo paradigma supone que hay una nación hegemónica e imperial, en este caso Estados Unidos, que se rige por el paradigma del enemigo, muy en la línea del teórico de la filosofía política que fundamentó los regímenes de fuerza, Carl Schmitt (+1985), tal como él mismo hizo con el nazismo. En su libro El Concepto de lo Político dice claramente: «la existencia política de un pueblo depende de su capacidad de definir quién es amigo y quién es enemigo... el enemigo debe ser combatido y psicológicamente debe ser descalificado como malo y feo». ¿No fue exactamente eso lo que hizo Bush, llamando a los países de donde venían los terroristas «países canallas» contra los que se debía hacer una «guerra infinita»? Esta argumentación es sistémica, y funciona todavía hoy en la cabeza de los dirigentes estadounidenses. Las políticas inspiradas en ese paradigma ya superado pueden llevar a situaciones dramáticas, con serio peligro de destruir el proyecto planetario humano. Ese paradigma es belicista, reduccionista y miope, pues no percibe los cambios históricos que están ocurriendo en la línea de la fase planetaria de la historia, que exige estrategias de cooperación que busquen proteger la Tierra y cuidar de la vida.
El paradigma nuevo, representado por Lula, asume la singularidad del actual momento histórico. Nuestra percepción de fondo ha cambiado: somos todos interdependientes, habitamos juntos la misma Casa Común, la Tierra. Nadie tiene un futuro particular y propio. Surge un destino común globalizado: o cuidamos de la humanidad para que no se bifurque entre los que comen y los que no comen, y protegemos el planeta Tierra para que no sea destruido por el calentamiento global, o no tendremos ningún futuro. Estamos vinculados definitivamente unos a otros.
Lula, con su fina percepción por lo nuevo, actuó coherentemente: no se puede aislar y castigar a Irán. Hay que traerlo a la mesa de negociaciones, con confianza y sin prejuicios. Esta actitud de respeto dará buenos frutos. Y es la única sensata en esta nueva fase de la historia humana. Lula marca e inaugura el futuro de la nueva diplomacia, la única que nos garantizará la paz.
Traducción al español
Servicios Koinonia, http://www.servicioskoinonia.org.

Leer más...

viernes, 21 de mayo de 2010

Democracia en la Iglesia


Por Manuel de Unciti 21rs/ 29/04/10
En tan sólo cuatro meses de este año, 1.348 católicos de la diócesis austriaca de Innsbruck han decidido darse de baja en la Iglesia Católica. Han tomado esta grave decisión escandalizados –o tal vez, también, heridos– por los casos de sacerdotes y religiosos pederastas.
Y cabe hacerse una pregunta: ¿habría sido posible esta lamentable estadística si la Iglesia estuviese organizada como una democracia?
La pregunta podrá parecer a no pocos un auténtico despropósito. ¡Se nos ha dicho en tantas ocasiones que la Iglesia no es una democracia¡ Este decir está haciendo bueno a un torpísimo criterio del Papa san Pío X: “El pueblo (cristiano) no tiene otro derecho que el dejarse conducir y seguir dócilmente a sus pastores”. ¿Qué bautizado suscribiría hoy tan lamentable atropello? Una Iglesia que se alineara con el sentir del Papa santo tendría que asistir necesariamente a una creciente desafección de sus miembros, como está ocurriendo.
¿Qué ha pasado aquí? Sencilla –y lamentablemente– que la Iglesia se olvidó hace ya muchos siglos de que Jesús de Nazaret no es el fundador de la Iglesia, aunque sí es su fundamento. A los seguidores de Jesús nos gusta imaginar que el Señor precisó al detalle cómo tenía que ser su Iglesia, cómo sus mandos, sus normas y reglas de vida. Pero no: hay en la Iglesia mil modos y maneras que nada tienen que ver con la iniciativa personal de Jesús. Son modos y maneras que se meten en la Iglesia a partir de lo que se llevaba en el mundo helenístico, o en el Imperio romano, o en las cortes carolingias, o en las monarquías absolutas… Son condicionamientos históricos que han ido adquiriendo legitimidad en la estructura y vida de la Iglesia.
Se impone el retorno a lo más primigenio de Jesús: a su ideal de participación de todos sus seguidores en la marcha de la Iglesia, a la conciencia de corresponsabilidad de todos los bautizados, al espíritu de tolerancia, a la decidida apuesta por la libertad, al definido propósito de igualdad… De la limpia consideración del mensaje de Jesús nace una Iglesia rica en espíritu democrático. En él están todos los presupuestos para hacer de la Iglesia una realidad del pueblo, para el pueblo y con el pueblo.
http://www.21rs.es/news/view/6930
Leer más...

jueves, 20 de mayo de 2010

Diálogo Iglesia Estado en Cuba


Prof. Enrique Lopez Oliva, secretario del Capitulo cubano de la Comision para el Estudio de la Historia de la Iglesia en Latinoamerica (CEHILA-CUBA) y corresponsal en La Habana de Monitor (Mexico).-

LA HABANA
.-El presidente de Cuba, general de ejercito Raul Castro Ruz, recibio ayer tarde, miercoles 19 de mayo, al Cardenal y Arzobispo de La Habana, Jaime Ortega Alamino, y al presidente de la Conferencia de Obispos Catolicos de Cuba y Arzobispo de la Arquidiocesis de Santiago de Cuba, Dionisio Garcia Ibanez.
A la reunion asistio tambien la Dra. Caridad Diego, Jefa de la Oficina de Atencion a los Asuntos Religiosos del Comite Central del Partido Comunista de Cuba.
Los dos principales diarios cubanos "Granma", organo del comite central del Partido Comunista de Cuba, y "Juventud Rebelde", Diario de la Juvetud Cubana, reproducen hoy jueves en lugar destacado sendas fotografias del encuentro del mandatario cubano con los dos prelados. En "Granma" aparece, bajo el titular: "Se reune Raul con autoridades de la Iglesia Catolica", el presidente cubano dandole la mano, sonriente, al presidente de la Conferencia de Obispos Catolicos de Cuba, mientras a su lado le sonrie el cardenal cubano Ortega Alamino. "Juventud Rebelde" titula de igual forma su nota informativa, y reproduce una fotografia de Raul Castro, acompanada de la Dra. Caridad Diego, sentados a ambos lados de una mesa frente al Arzobispo de Santiago de Cuba y el cardenal Ortega, que mira al presidente sonriente.

La revista Espacio Laical, del Consejo Arquidiocesano de Laicos, en un editorial expreso este mes que "ha sido muy publicitada, especialmente en el extranjero, la reciente mediación del cardenal Jaime Ortega Alamino, arzobispo de La Habana, con el objetivo de lograr un acuerdo que facilite una relación normal entre el Gobierno cubano y las Damas de Blanco –conjunto de señoras que suelen expresarse públicamente a favor de la liberación de sus familiares presos por razones políticas".

Y destaco que "muchos analistas se refieren al triunfo del Cardenal cubano y al triunfo de las Damas de Blanco, pues el Gobierno accedió a que podrían marchar por la Quinta Avenida sin pedir permiso a las autoridades, que podrían hacerlo junto a otros familiares que quisieran y que aún podrían extender el espacio de sus marchas. Y sólo pidió a cambio que se retiraran de dicha manifestación las conocidas como Damas de Apoyo, pues estas no son familiares de los presos y por tanto desvirtúan el auténtico sentido de tales manifestaciones públicas".

Por su parte aunque valora que "ha habido un salto cualitativo", considera que todavia "falta mucho por andar para concretar un dialogo integral y fructifero" entre el Estado Cubano y la Iglesia Catolica, el director de la revista catolica "Palabra Nueva", revista de la Arquidiocesis de La Habana, el laico Orlando Marquez Hidalgo, quien afirmo lo anterior en una conferencia reproducida por esa publicacion, que circula en las parroquias habaneras.

La nota oficial, que desde tempranas horas de este jueves reproducen los principales medios cubanos, informando sobre la reunion de los prelados cubanos con el mandatario, dice que "en el encuentro se analizaron diversos temas de interes comun, en particular el favorable desarrollo de las relaciones entre la Iglesia Catolica y el Estado Cubano, asi como la actual situacion nacional e internacional".

La reunion se realizo en visperas de la celebración de la X Semana Social de la Iglesia Católica en Cuba. La misma tendrá por sede a la Arquidiócesis de La Habana, y se realizará del 16 al 20 de junio próximos. El evento será inaugurado por monseñor Dominique Marberti -Secretario para las Relaciones con los Estados de la Santa Sede- mediante una conferencia magistral en el Aula Magna de la Universidad de la Habana, la cual versará sobre Estado y laicidad, "tema de gran trascendencia y actualidad en los debates sociales contemporáneos", destaco la publicacion catolica Espacio Laical.
Leer más...

Carta de Evo Morales al Papa


Democratización y humanización de la estructura clerical
CIUDAD DEL VATICANO, 17 de mayo
“Su Santidad: Fue mi madre quien, cuando yo era muy niño, me decía que yo rezara cerrando los ojos y agachando la cabeza, pensando en las enseñanzas de vida del Padre Nuestro y del Dios te Salve María. Recordando estas experiencias, como miembro de nuestra Iglesia Católica, reflexiono permanentemente acerca de las lecciones de amor, justicia, igualdad y entrega al prójimo de nuestro Señor Jesucristo”.
“Esas reflexiones me llevan a proponer, muy respetuosamente, la necesidad de superar la crisis de la Iglesia, que, como usted dijo, está herida por el pecado, para ello es imprescindible democratizar y humanizar su estructura clerical”.
“Democratizarla para que todas las hijas e hijos de Dios, que son iguales ante sus ojos, se les reconozca los mismos derechos religiosos, y que las mujeres puedan tener las mismas oportunidades que los hombres para ejercer plenamente el sacerdocio”.
“Asimismo, como Jesús, que se hizo hombre, se humanizó para estar entre nosotros y entendernos mejor, la Iglesia no tiene que negar una parte fundamental de nuestra naturaleza como seres humanos, se debe abolir el celibato, así habrá menos hijas e hijos no reconocidos por sus padres, así podremos sincerarnos ante la realidad”.
“Del mismo modo y con mucha decisión debemos proteger a nuestros hijos e hijas de quienes valiéndose de la confianza que debe inspirar un sacerdote, abusan de ellos. Quienes cometen esas atrocidades pecan y también dañan”. “Estoy seguro que Su Santidad valorará estas propuestas que quieren humildemente aportar a cerrar las heridas de nuestra Iglesia. De este modo me despido, haciéndole llegar la seguridad de las atenciones más distinguidas”.
Evo Morales Ayma, Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia
Leer más...

lunes, 17 de mayo de 2010

Schönborn acusa Sodano de “encubrimiento” en el tema de los abusos


Publicado el 14.05.2010
Le responsabiliza del “insuficiente castigo” inferido al cardenal Groer, acusado por un grupo de seminaristas
(Antonio Pelayo) Este paréntesis del viaje a Portugal (del que informaremos ampliamente en el próximo número y del que hemos dado cuenta puntualmente en nuestra web) le ha permitido al Papa y a sus más inmediatos colaboradores no olvidar, pero sí despegarse en buena parte de la cargada atmósfera de Roma, donde todavía esta semana han descargado como nuevos aguaceros las noticias ligadas al problema de la pederastia de representantes del clero.

El más sonado de todos los episodios han sido las declaraciones informales realizadas, el 28 de abril, a un grupo de periodistas austríacos por el cardenal Christoph Schönborn y recogidas días después, cuando ya habían sido filtradas por diversos medios de comunicación, por la muy oficial agencia de prensa Kathpress. El arzobispo de Viena, ya el Domingo de Ramos (28 de marzo) se refirió a estos escándalos en una entrevista en la televisión nacional ORF, dando a entender que un sector de la Curia había impedido al entonces cardenal Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cortar por lo sano en esta pantanosa materia. Ahora ha hecho objeto de sus críticas al decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano. “Ha ganado la otra parte” (la diplomática), parece que le dijo Ratzinger a su discípulo Schönborn, aludiendo a la división de opiniones que había surgido en el gobierno de la Iglesia a la hora de tomar medidas en el asunto.

El purpurado austríaco considera al cardenal Sodano máximo, aunque no único, responsable del insuficiente castigo inferido al que fue su predecesor, el cardenal Hans Hermann Groer, acusado por un grupo de seminaristas de Hollabrunn de haber abusado sexualmente de ellos en más de una ocasión. El affaire explotó en 1995, y el benedictino Groer (nombrado en 1986 por Juan Pablo II para suceder al cardenal Franz König, ante el estupor de éste último y de no pocos prelados del país) lo negó en redondo; pero la evidencia de los hechos acabó por imponerse y tuvo que dimitir, retirándose a la abadía de Marienfeld, donde murió el 24 de marzo de 2003, sin reconocer nunca sus culpas y siendo todavía miembro de varias congregaciones de la Curia romana.

El cardenal Schönborn ha dado un paso más en su acusación, haciendo recaer la responsabilidad de este “encubrimiento” sobre el entonces secretario de Estado, cardenal Sodano. En otro momento de su conversación con los periodistas austríacos, Schönborn calificó como lamentable la expresión “habladurías” utilizada por el cardenal decano al referirse a la cadena de noticias sobre los escándalos de pederastia clerical, en sus palabras de saludo al Pontífice antes de la Misa del Domingo de Pascua.

Angelo Sodano

Nadie, a nivel oficial, en Roma ha querido comentar esta “lanzada” dirigida nada menos que por un purpurado a su decano, implicado, por otra parte, en la aún más turbia historia del padre Marcial Maciel. Hace ya algunas semanas, el National Catholic Reporter le suponía receptor de diversos favores pecuniarios por parte del fundador de los Legionarios de Cristo, informaciones nunca desmentidas y de las que circulan en los pasillos curiales diversas y detalladas confirmaciones.

Como “un acto sin precedentes” califica toda esta historia el historiador Alberto Melloni en un artículo publicado en primera página por el Corriere della Sera el 9 de mayo: “Este enfrentamiento entre dos grandes cardenales nos reenvía a otros campos: las fibrilaciones de la Iglesia de lengua alemana, la beatificación de Wojtyla, los nombramientos en la Curia romana, la provisión de las grandes diócesis del mundo, los capelos cardenalicios y en un futuro lejano, el cónclave; pero confirma que en los máximos niveles institucionales e intelectuales de la Iglesia existen dificultades para dar con el punto crítico de esta situación”.

Por otra parte, en una semana llena de actividad diplomática, el Papa recibió a la presidenta de la Confederación Helvética, Doris Leuthard (que asistió al juramento de guardias suizos el 6 de mayo); al emir de Kuwait, Sabah Al Jaber Al-Sabah; y al presidente de Georgia, Mikheil Saakashvili.

Una última noticia: el nombramiento, como arzobispo de Gniezno y primado de Polonia de Jozef Kowalczyk, nuncio apostólico en Varsovia desde 1989; 21 años al frente de una Nunciatura, además en el propio país, no es cosa de todos los días.

apelayo@vidanueva.es

Extracto de la Crónica Vaticana publicada en el nº 2.707 de Vida Nueva.
http://www.vidanueva.es/secciones/iglesia-en-el-mundo/vaticano/schonborn-acusa-sodano-de-"encubrimiento"-en-el-tema-de-los-abusos/
Leer más...

El miedo a las reformas eclesiales


Publicado el 14.05.2010
Juan Rubio- Director de Vida Nueva
No hay que temer a las reformas. Ecclesia semper reformanda. No se trata sólo de un principio axiomático de la reforma luterana. También late en el espíritu del Vaticano II. Las reformas hay que acometerlas más pronto que tarde. En la Iglesia se ha empezado a tener miedo a plantear reformas de calado, algunas de ellas sugeridas por el evento conciliar. Con sólo enunciarlas, a algunos se les pone la piel de gallina. No es para tanto, ni hay que tener miedo a plantearlas, discutirlas sin acaloramiento y ponerlas a caminar con sosiego. Cuando hacemos de los instrumentos fines, se oscurece el horizonte y hay mucho en la Iglesia de instrumento; ella misma lo es. Reformas en el clero y la vida religiosa; en las estructuras canónicas y en la misma vida litúrgica. El mundo corre veloz y, si bien es verdad que la Iglesia no puede ni debe seguirle los pasos de forma desaforada, con la lengua fuera con esperpéntica velocidad, también es verdad que a nada conduce un inmovilismo que atrofia y desespera. Planteamientos nuevos no vendrían mal a una Iglesia que se ahorraría muchos problemas con estas reformas necesarias y urgentes. No hay que anatematizar a quien las sugiere; no hay que echarse las manos a la cabeza cuando se insinúan. Durante el pasado pontificado, el Papa pudo escuchar en varios sínodos, y de boca de obispos de otras latitudes, el replanteamiento serio de alguna que otra disciplina eclesial, como el celibato obligatorio, por ejemplo. Escuchar y debatir es bueno. Hacerlo desde la trinchera es lo malo.

Publicado en el nº 2.707 de Vida Nueva (del 15 al 21 de mayo de 2010).
Leer más...

Vídeos sobre pobreza y subdesarrollo

Loading...

Vídeos sobre ecología y cambio climático

Loading...

Vídeos sobre guerra y conflictos armados

Loading...