miércoles, 31 de marzo de 2010

Saludo de la Coalición Ecuménica por el Cuidado de la Creación.


CHILE
Estos días nos han hecho pensar a todas y todos; el terremoto y maremoto que asolaron gran parte de nuestro país, nos ha mostrado nuestra vulnerabilidad, poniéndonos frente a la fuerza de la tierra, la misma que nos cobija y nutre…
Hay mucho que hacer sin duda, desde la ayuda humanitaria de primera necesidad hasta darnos apoyo y consuelo mutuamente; pero en la medida que el tiempo pasa, también se hace fundamental el pensar que hacer, máxime cuando a cada momento estamos escuchando por los medios de comunicación el llamado a “reconstruir el país”.
La invitación primera es a preguntarnos a nosotras/os mismas/os y en conjunto con otras/os:
¿Queremos una reconstrucción de lo que teníamos o deseamos una transformación del país y de la vida cotidiana? ¿Queremos más de lo mismo? ¿Queremos seguir con este estilo de vida que nos deshumaniza, nos transforma en objetos de producción y consumo, nos hace mirar al resto como potenciales competidores/as? ¿Queremos un modelo económico que para saciar la codicia de algunos exprime fatalmente y sin compasión el planeta que es nuestro hogar? ¿Quiénes se verán favorecidos con la “reconstrucción”? ¿Qué significa en términos prácticos? ¿Quiénes tomarán las decisiones al respecto? ¿Hay que esperar todo del Estado o del gobierno de turno? ¿A dónde recurrir ante situaciones de emergencia donde fallan todo aquello que necesitamos para subsistir: agua, alimentos, comunicación?
El terremoto ha logrado que conversemos de nuestros miedos, de la experiencia, de cómo hemos vivido todo esto y como nos sigue afectando…Los seres humanos somos completamente interdependientes entre nosotros/as y del planeta. Escucharnos, compartir, ponernos de acuerdo, apoyarnos, es LA forma que tenemos para sobrevivir como especie y para darle sentido a nuestra existencia. ¿Y si nos damos más tiempo para las personas con quienes compartimos la casa, el trabajo, la vida?
¿Qué pasaría si aprovechemos esta experiencia límite como un momento privilegiado que nos saque de cierta inmovilidad y nos anime a actuar en una dirección más provechosa para nosotros/as, nuestras familias, la sociedad y el planeta? ¿Si conversamos de estas cosas y tratamos de ir haciendo cosas en conjunto?:
• Buscar fuentes de alimentación sana y perdurable como las legumbres y cereal que se pueden almacenar largo tiempo sin necesidad de refrigeración.
• ¿Qué tal un pequeño huerto? Hasta en cajones se pueden cultivar vegetales que además de su excelente valor nutricional, no requieren una demanda excesiva de cuidados y el auto cultivo nos previene la dependencia total del supermercado.
• Recordemos que en nuestra historia reciente pudimos afrontar el terremoto de 1985 con organizaciones económicas populares como “Comprando juntos” “Construyendo Juntos” “Ollas Comunes” “Huertos Comunitarios”, etc. Que no sólo sirvieron para enfrentar la escasez y la destrucción, si no también como espacios de encuentro, consuelo y refugio.
• La ausencia del agua nos muestra cuán necesaria es. Pues bien, es un bien escaso que tendríamos que cuidar siempre: durante tiempos de aseo personal, forma de lavado de utensilios y ropa, regado, en fin. Hay estrategias sencillas de no derrochar como por ejemplo, poner una botella de agua en el estanque para que las descargas sean menores, usar un vaso para el lavado de dientes, etc.
• ¿Y el uso de paneles solares? ¿Por qué no ver formas de implementarlos y usar una energía limpia, barata, segura y no dependiente de los caprichos de las transnacionales? Las lámparas a energía solar eran las únicas que seguían funcionando después del terremoto…
• Necesitamos cosas materiales para vivir, muebles, ropas, en fin…sin embargo, vemos lo fácil que se pueden perder y que no son nada ante la seguridad y el bienestar de quienes queremos. Por lo mismo, re-ciclar y re-usar, permitiéndonos vivir de manera digna, no dependiente de lo superfluo, solidaria con la explotación de las/os empobrecidos y de la tierra sometida.
Por último creemos que no podemos perder de vista la dimensión social, global, y espiritual que esto supone:
• Estar alertas, porque en nombre de la emergencia, se pueden ocultar o restar importancia a cosas fundamentales, haciéndonos perder de vista que aparte de la re-construcción económica también es VITAL la preservación de los derechos humanos, particularmente de aquellas personas que están en situaciones de vulnerabilidad, o el cuidado medio ambiental, sin lo cual ni nosotras/os ni el planeta tienen ningún futuro. Por lo tanto, necesitamos también estar atentos y organizados para no permitir que personas sin escrúpulos se aprovechen de la situación y especulen con nuestras necesidades inmediatas, adquiriendo a bajo precio nuestros terrenos, dándonos créditos fáciles que luego cuestan fortunas, etc.
• En esta línea, se nos pueden dar respuestas simplonas antes problemas muy graves, como por ejemplo el tema energético. Un terremoto como el vivido nos demuestra que todos los entusiastas de la energía atómica no pueden ni por un momento suponer que este es un proyecto viable en Chile…suponiendo que lo fuese en alguna parte del mundo. Las represas son otro tema que hay que replantearse con urgencia, puesto que tienen una vida útil limitada y acrecientan de manera alarmante los peligros ante una catástrofe. Y qué decir de tender más de 2000 Km. de cable desde Aysén a Santiago como se propone desde las grandes empresas. Es el momento que se discuta de verdad sobre qué tipo de energías se quieren desarrollar en nuestro país, priorizando la autonomía y el cuidado medio ambiental.
• Vivimos una falsa seguridad de que “el sistema” nos dará lo que necesitamos, y tenemos. Esta situación límite también ha mostrado que es una falsa seguridad frente a un sistema que se ha mostrado en extremo precario y nuestra absoluta independencia del mismo nos pone en una situación muy riesgosa, acrecentando en vez de aminorar el peligro ante los embates de la naturaleza.
• Estar alertas como cristianos/as de no sólo quedarnos en las donaciones y la caridad inmediata, que crean nuevas dependencias, si no que trabajar por la solidaridad permanente como expresión de una comunidad cristiana activa.
• En una situación de gran vulnerabilidad aflorAn discursos religiosos que nos quieren explicar por qué vivimos un desastre tan grande. Tenemos que estar alertas a imágenes de un Dios arbitrario y castigador que hace sufrir a algunos/as y salva a otros/as. Esas imágenes fomentan sentimientos de culpa y pueden hacer mucho daño. Queremos reafirmar nuestras espiritualidades de cuidar el medio ambiente y dejarnos cuidar, creyendo en un Dios solidario y liberador que puede ser seguido en Jesús de Nazaret, amante de la humanidad y de la creación.
• Ante esto tenemos que armar redes locales donde podamos de a poco ir forjando nuevas relaciones de apoyo entre nosotros/as y con el planeta…relaciones verdaderamente humanas que asumiendo la fragilidad de la existencia, dan ánimo y fortaleza desde la unidad y el reconocimiento en la diversidad…relaciones que nos vayan poniendo en el camino de ser verdaderamente comunidades de resistencia y esperanza.
Leer más...

martes, 23 de marzo de 2010

Romero el testigo


Javier Solís
Hace 5 años, cuando se cumplieron 25 años del martirio de Mons. Romero en San Salvador, escribí lo que sigue:

Hoy. 24 de marzo, Jueves Santo, se cumplen 25 años de tu martirio, San Oscar Arnulfo Romero. ¡Qué explosión de testimonio del grano que muere para producir nuevos frutos! Nadie que pretenda seguir a Jesús -menos si ejerce el pastorado, como vos- podría aspirar a muerte más gloriosa. La bala asesina perforó tu corazón en el momento mismo de ofrecer el pan y el vino. Sabías que te iban a matar. Ninguna virgen ni pastorcilla lo tenía en secreto. No hacía falta. Lo sabíamos todos, porque ésa es la única suerte que da sello de garantía de discípulo de Jesús.

Eras un monseñor conservador, convencional, parte de la “nomenclatura” eclesiástica, cultor de imágenes y devociones, administrador de sacramentos a granel, predicador de resignación y prometedor de la gloria después de la muerte.

El asesinato político de un sacerdote de San Salvador, te derriba del caballo como a Pablo y se produce tu conversión. “Yo soy Jesús a quien vos perseguís”. Se te abren los ojos para identificar quién es Jesús y quiénes son sus perseguidores: los militares en el poder y sus patronos, los mismos que habían alentado tu nombramiento de arzobispo para su propia seguridad y legitimidad.

Te cegó la luz del Evangelio. El de la Bienaventuranzas y el del juicio final de San Mateo. Te diste cuenta de que los ritos y los símbolos, sin el testimonio de vida no valen nada. Ni siquiera la proclamación de la Palabra. Que el seguimiento de Jesús es un proyecto de vida, cuyos frutos no pueden esconderse. Que la fe, como en la física cuántica, es un proceso. Es el Reino de Dios que se construye y toca la trascendencia. Empieza con la vida pero no se acabará nunca. No hay amor más grande, por encima de códigos, ritos o hábitos, que dar la vida.

De dignatario eclesiástico, te convertiste en testigo vivo y elocuente de un Dios que es potencia liberadora del pueblo pobre. No del Dios antropomórfico, cruel, caprichoso, irascible, injusto, parcial, veleidoso, que se divierte con “milagros” para el consuelo de los devotos, pero es incapaz de abortar una guerra o un tsunami que precipita a centenares de miles en el dolor, la desesperanza y el abandono; que está más preocupado por la vida sexual de los humanos que por su pobreza y sufrimiento; impasible – ¿cómplice?- ante los potentados que en su nombre masacran a los pueblos y mantienen a continentes enteros en la muerte y la pobreza, para apropiarse de sus recursos y que torturan en las cáceles, pero que van a misa y comulgan; o de un Dios que muchos creen sobornable con dinero, catedrales, sedas o palabras huecas.

Desde hace veinticinco años te convertiste en el hecho profético más fecundo de la toda iglesia cristiana contemporánea, de la verdadera, de la que sigue a Jesús; de la que testimonia la muerte y la resurrección y la predica a tiempo y a destiempo; la que padece persecución, inclusive en su interior. Sos hoy la razón más persuasiva, irrefutable, para seguir llamándose cristiano en el mundo del placer, del consumo, del poder, del triunfo, del dinero.
http://provocaciones.cr/
Leer más...

jueves, 18 de marzo de 2010

DE CURAS Y CURAS


En el "Día del Seminario"
CÉSAR ROLLÁN, eclesalia@eclesalia.net
MADRID.


ECLESALIA, 18/03/10.- Los curas cuentan con toda mi admiración en general y en particular. Conozco muchos, a unos más que a otros. Con algunos me une la amistad, con otros la confianza y a la mayoría solo les conozco de lejos. También he de decir que tengo rostros que he decidido olvidar.
Valoro la figura del sacerdote, su trabajo, su empeño por servir en esta Iglesia nuestra. Reconozco en todos su extraordinaria autonomía para organizarse, para tomar decisiones en lo importante y en lo cotidiano. Comprendo su vocación y me admira el esfuerzo continuo de fidelidad, obediencia y austeridad.
¿Son necesarios? Es bien sabido que todos los grupos y sociedades necesitan un cierto tipo de liderazgo para que puedan funcionar de forma organizada. Desde los griegos a nuestros días el pensamiento no ha parado de darle vueltas a esta cuestión. Jesús dejó claro el suyo: “El que quiera ser el primero entre vosotros que sea vuestro servidor”. La altura, profundidad y anchura de la propuesta no tiene límites.
Si son necesarios… ¿Por qué nos seguimos privando los católicos de tantas personas valiosas? ¿Por qué no disfrutamos su don de animar comunidades? Sé que la cosa no es tan fácil, que hay una tradición de por medio que lo justifica de múltiples formas… ¿Y la Tradición de Jesús?
Quizá sea la hora de darnos cuenta que cualquier persona bautizada puede sentirse llamada. Es posible que sea ya el momento de que en la Iglesia se discerniera su vocación sin tener en cuenta su género ni condición. Pudiera ser que haya llegado el tiempo de entender que hombres y mujeres pueden servir a la comunidad y ejercer la presidencia siendo Cristo para los demás. Dios dirá… Leer más...

COMUNICADO CON MOTIVO DEL “DÍA DEL PADRE”


Madrid, 19 de marzo, 2010

Desde la asociación Stopmachismo, Hombres Contra la Desigualdad de Género queremos aprovechar la fiesta religioso-comercial del próximo 19 de marzo,“Día del Padre”, para, en primer lugar, celebrar los cambios que se van produciendo entre algunos hombres hacia un ejercicio más igualitario y
corresponsable de las labores paternas, fundamentalmente gracias a la reivindicación y a la presión continuada de tantas mujeres. Prueba de ello podría ser el altísimo porcentaje de padres que han solicitado el ampliado permiso por nacimiento de hijos (15 días) desde que fue instaurado por la Ley de Igualdad; queremos creer que esto es reflejo de una mayor implicación de los padres en las tareas de cuidado y educativas, y de una mayor vinculación afectiva con los hijos.

Sin embargo, a pesar de que algunos modelos más igualitarios empiezan a despuntar, el modelo de paternidad tradicional, ausente y encumbrada en el papel de protector-proveedor, nos parece que está todavía demasiado extendido.
Aunque pudiera parecer superado en los anuncios del bebé en pañales acunado
entre los musculosos brazos y el atlético torso desnudo de su padre ficticio,
esas mismas imágenes siguen reflejando los valores de la discriminatoria
masculinidad tradicional: el padre siempre fuerte y protector que para
defender y salvar necesita tener un poder y una “autoridad” que, sin solución
de continuidad, acaba utilizando para someter a quienes debería cuidar. Este
modelo de padre tradicional sigue pesando demasiado en el imaginario colectivo
y en las actitudes y comportamientos de los progenitores varones, y
lamentablemente sigue produciendo profundas discriminaciones que perjudican
enormemente a las mujeres.


La realidad es tozuda y los datos que la reflejan también: los padres
dedicamos tras veces menos tiempo a las tareas de cuidado de los hijos e hijas
que las madres y sólo un 3% utilizamos una parte transferible del permiso de
maternidad de la madre para cuidar al/la recién nacido/a. Es preciso que los
hombres nos esforcemos por cambiar personalmente y cambiar también la
estructura del mundo laboral y empresarial junto con las expectativas sociales
de disponibilidad absoluta para el trabajo remunerado de los hombres, de forma
que sea posible el ejercicio de una paternidad no discriminatoria respecto de
las mujeres. Es indispensable seguir progresando en las leyes para que el
padre pueda disfrutar, sin ser penalizado en la empresa, de un permiso por
nacimiento o adopción irrenunciable, intransferible e igual al permiso de la
madre. Sería un paso importante para que los hombres en general -no hablamos
de excepciones particulares- empezáramos a implicarnos realmente un poco más
en el cuidado y a establecer lazos afectivos más fuertes con nuestros hijos e
hijas, y para que los empleadores dejaran de ver a las mujeres como las únicas
con riesgo de ausentarse por tener hijos.


Por último, en el “Día del Padre” queremos denunciar como una nueva forma de
discriminación y perjuicio hacia las mujeres/madres, el movimiento de algunos
padres separados que reivindican la custodia compartida no acordada, sino
impuesta por un tribunal. Salvando honrosas excepciones y los casos
particulares -que los hay, y algunos especialmente dolorosos- en general nos
parece que quien no ha compartido al 50% las tareas de cuidado durante el
matrimonio, no puede pretender después la custodia compartida tras el
divorcio, con desprecio del criterio de la madre y con total desvaloración del
trabajo de cuidado desarrollado por ella durante años. La atención compartida
es una obligación de los hombres antes de la separación y por eso mismo la
custodia compartida no es un derecho de aquellos que no hayan asumido
previamente la mitad de las tareas domésticas y de cuidado. Reivindicar la
custodia compartida en esas circunstancias y hacer pasar a la madre por el
calvario de un procedimiento judicial, nos parece simplemente un acto más de
violencia de género (psicológica y económica). Por más que algunos padres
divorciados se sientan víctimas de una privación injusta de sus hijos y de una
lógica disminución de su nivel de vida, lo que es verdaderamente injusto es
reivindicar, por resentimiento a causa de la separación (que el modelo
masculino tradicional sigue considerando como una ofensa), un papel que no se
haya desempeñado (aunque subjetivamente se piense que “se ha ayudado mucho”)
con el fin consciente o inconsciente de poner palos en la rueda del trabajo
educativo que realiza la madre para hacerle la vida aún más difícil. Y encima
manipular el sentido de la igualdad pidiendo la custodia compartida en nombre
de una pretendida igualdad.


Como seres humanos nos corresponde a los hombres tanto como a las mujeres
luchar por un mundo más justo. La igualdad de género no es solo cosa de
mujeres. En el “Día del Padre”, animamos desde aquí a todos los padres varones
a abandonar viejos modelos y a ponerse en el camino de la corresponsabilidad y
del reparto igualitario de tareas, para que nuestras hijas (e hijos) hereden
un mundo más justo y humano.

www.stopmachismo.net
correo-e: stopmachismo@stopmachismo.net
Leer más...

martes, 16 de marzo de 2010

Obispo alemán pide supresión del celibato obligatório



15/3/2010
El Obispo auxiliar de Hamburgo, Hans-Jochem Jaschke, una de las figuras más destacadas de la iglesia católica alemana, pidió el fín del celibato obligatorio.
Jaschke defiende que se permita a los curas católicos que se casen, como los pastores protestantes. “La coexistencia de celibato y curas casados debería ser posible”, afirmó Jaschke en declaración publicada por el Hamburger Abendblatt,el 14-03-2010.
El obispo no ve una relación necesaria entre el gran número de casos de abuso sexuales en el ámbito del clero católico y el celibato. "Pero -dice el obispo- la forma de vida celibataria puede atraer a personas con una sexualidad enferma"
La Iglesia Católica “se enriqueceria con la experiencia de sacerdotes casados”, añadió. Por otro lado, concluía el obispo, se afrontaria mejor el problema de la escasez de sacerdotes en la Iglesia.

El mismo periódico informa también de que el Arzobispo de Hamburgo, Werner Thissen, abordó el tema del escándalo en su sermón dominical, reconociendo que la Iglesia pecó y la confianza en ella fué arrebatada. Es necesario que se recupere esa pérdida. “Todo aquello que barremos para debajo de la alfombra, se pudre, huele mal y envenena el aire. Eso ya sucedió durante demasiado tiempo y tiene que acabar", afirmó el arzobispo.
FUENTE: http://www.ihu.unisinos.br/index.php?option=com_noticias&Itemid=29&task=detalhe&id=30668
Leer más...

sábado, 6 de marzo de 2010

Presbiterio mexicano vota ordenación de mujeres


Jueves, 4 de marzo de 2010 (ALC) - Enclavado en el centro del país, el Presbiterio del Estado de México con sede en Toluca, capital de la entidad estado más poblada de México –con más de 15 millones de habitantes-, en una sesión histórica celebrada durante su LXXXVIII Reunión Ordinaria, aprobó por estrecho margen la ordenación de las mujeres a los ministerios del ancianato, diaconado y pastorado. En una votación muy cerrada (diferencia de dos votos) este cuerpo eclesiástico reconoció las vocaciones femeninas en sus tres órdenes.

Por Emmanuel Flores-Rojas y L. Cervantes-Ortiz
El Presbiterio del Estado de México es miembro de la Asamblea General de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México (INPM), desde 1973. La INPM es la denominación reformada más grande de país, con 63 presbiterios y 13 sínodos. El presbiterio mencionado cuenta con 26 iglesias y 23 pastores. La decisión fue resultado de un largo proceso de reflexión bíblico-teológica, alentada por los pastores más progresistas. En los dos últimos años, se han realizado congresos de actualización teológica que han incluido el tema de género. En la reunión LXXXVI, el Ministerio de Educación, encabezado por el Pbro. Felipe Camacho Martínez, invitó a los Dres. Eliseo Pérez-Álvarez y Regina Musselman (su esposa), quienes dictaron una conferencia sobre la ordenación de las mujeres.
Estos encuentros teológicos abonaron el camino para ir madurando la idea de que la ordenación de la mujer era posible.
Así las cosas, en su antepenúltima reunión ordinaria, el presbiterio acordó conceder voz y voto a una representante de la Unión Femenil, así como a las misioneras y licenciadas en Teología.

Es importante resaltar que en la última Reunión Extraordinaria de la Asamblea General celebrada en noviembre de 2009, convocada para discutir y aprobar el Manual de Procedimientos de la INPM, los delegados de este presbiterio solicitaron discutir la ordenación de la mujer, lo que no prosperó por la negativa de la mayoría de presbiterios. Incluso la propia Asamblea General radicalizó su postura al dejar de reconocer el diaconado de las mujeres, denominándolas no como diaconizas sino como “ayudantes” de diáconos.
Frente a esta realidad, el 26 de febrero este presbiterio aprobó la ordenación de las mujeres. En el largo debate del día anterior a la votación, uno de los argumentos a favor de la ordenación de las mujeres, fue la cuestión de si el Espíritu Santo llama única y exclusivamente a los varones, dejando fuera a más de la mitad de la Iglesia representada por las mujeres. La respuesta fue negativa. Aunque el jueves hubo un debate abierto a todas las voces y posturas, fueron más los argumentos a favor de la ordenación, sobre todo por parte de la nueva generación de pastores.
En febrero pasado, otro presbiterio del centro del país votó también la ordenación de la licenciada en Teología Amparo Lerín Cruz, con lo que ahora son dos los cuerpos eclesiásticos que están abriendo brecha en el camino a la inclusión de las mujeres en los distintos ministerios ordenados. El presbiterio Juan Calvino y el del Estado de México inician un recorrido que abre las puertas al reconocimiento de estos ministerios. La Asamblea General de la INPM se reunirá en julio próximo, precisamente en Toluca.

------------------------
Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)
Leer más...

Vídeos sobre pobreza y subdesarrollo

Loading...

Vídeos sobre ecología y cambio climático

Loading...

Vídeos sobre guerra y conflictos armados

Loading...