miércoles, 11 de noviembre de 2009

ANTE EL PROYECTO DE UNA LEY PARA LA CAÑADA REAL

La Cañada Real es una franja de 15 Km, en Madrid, a 20 Km de la Puerta del Sol, contigua, en parte al vertedero de Valdemingómez. Desde hace más de 20 años se ha ido convirtiendo en el mayor poblado chabolista y de viviendas precarias en la Comunidad de Madrid, además de convertirse en los últimos años en el mayor supermercado y foco de droga de la capital.La diversidad de población es mucha y la complejidad de las relaciones es enorme. Es llamativa la cantidad de población infantil que malvive en un territorio de escombros y basura, con una gran parte de niños sin escolarizar y con un gran índice de absentismo escolar. Cinco administraciones municipales tienen responsabilidad en relación a este territorio y a las personas que lo habitan. Pero sólo un acuerdo, en el que participara también la Comunidad de Madrid, podía encontrar cauces de solución. Durante años se ha seguido la política del avestruz, hasta que, por diferentes circunstancias, la situación se ha hecho insostenible; y ha obligado a las Administraciones a ponerse al habla. Si bien se trata de un problema local, hemos visto de interés poner en este blog, el comunicado que emite la comunidad parroquial de la parroquia Santo Domingo de la Calzada, situada en dicho territorio y comprometida desde hace años con la realidad de la zona, porque puede aportar claves del conflicto y de los procesos de solución.
ANTE EL PROYECTO DE UNA LEY PARA LA CAÑADA REAL actualmente en trámite en la Asamblea de la C. A. M., la Comunidad Parroquial de Santo Domingo de la Calzada MANIFIESTA:1.- En La Cañada Real, en su tramo de Valdemingómez, se encuentra una población con una problemática social muy acusada, que vive carente de derechos fundamentales. El estado social y de derecho está en entredicho, los sencillos desprotegidos y acosados, y los delincuentes campando a sus anchas. La realidad social y cultural está caracterizada por una complejidad máxima lo que desaconseja los abordajes simplistas.
2.-La llegada de los clanes vendedores de drogas ha producido un deterioro mayúsculo en la calidad de vida de todos los vecinos caracterizado por la inseguridad, la insalubridad y los riesgos innumerables. Todo ello motiva un ambiente de verdadero peligro. La situación actual, sin que se cumplan los mínimos que la Constitución Española establece para los ciudadanos y los Derechos Humanos para toda persona, hace imposible llevar una vida normal.
3.-El conjunto de problemas que se plantea en La Cañada Real, entre ellos la ocupación ilegal de terrenos públicos, es un asunto de años. Las Administraciones han caído en la dejación institucional al no asumir sus responsabilidades. Durante años han escondido la cabeza como el avestruz, tratando y consiguiendo, por el método de cerrar los ojos, hacernos invisibles. La situación ha llegado a ser tan crítica que ha explotado y, gracias a ello, La Cañada y con ella Valdemingómez han conseguido hacerse visibles en los medios de comunicación y en la opinión pública. Fruto de esta visibilidad es la presentación del Anteproyecto de Ley para La Cañada.
4.- Creemos que es imprescindible condicionar la realización de cualquier “negocio jurídico” o decisión sobre estos terrenos a un “acuerdo social” que haga posible y defina un “Plan de actuación social integral” a largo plazo, antes de una hipotética desafectación y no después. Sólo así, con la corresponsabilización y participación de todas las partes, administraciones, vecinos y otras entidades presentes se podrá dar solución a los problemas de Valdemingómez, donde el nivel actual y potencial de conflictividad es muy alto.
5.- Creemos que el criterio guía de las actuaciones institucionales no debe ser tanto el tiempo de ocupación de un terreno sino las necesidades de las personas sencillas y de los más desfavorecidos, sobre todo de los niños. La calidad constructiva de la vivienda en la que se aloja una familia no determina, ni siquiera condiciona, la dignidad de la misma. Debe primar el respeto a los derechos de las personas sobre la legalidad o ilegalidad de una determinada construcción.
6.-Mientras se procede a actuaciones a largo plazo hay una serie de alarmantes carencias básicas en educación-escolarización y seguridad-drogas, cuyo abordaje decidido y solución no pueden esperar más. Desde nuestro trabajo de cercanía durante años consideramos inaplazable una inmediata intervención de urgencia, dotando a Valdemingómez de los recursos básicos para paliar la situación. Por todo esto, exigimos: 1) La creación de aulas materno-infantiles de 0-3 años “in situ”. 2) Escuelas-taller para preadolescentes y adolescentes (11-17 años). 3) La escolarización plena en colegios ordinarios junto a un programa eficaz de lucha integral contra el absentismo.4) Atención y prestación de servicios sociales para las personas mayores.5) Mayor rigor y refuerzos policiales para la represión del tráfico y venta de drogas hasta la expulsión de nuestro barrio. 6) Delimitación de espacios de consumo y asistencia a personas drogodependientes en una zona lejana a la población y de ancianos y niños. 7) Instalación de una sala de venopunción y los recursos asistenciales anejos correspondientes.

7.- Resumiendo, la situación de Valdemingómez caracterizada por la complejidad social ha sido ignorada por las Administraciones y, tras un largo abandono institucional, ahora es imprescindible un acuerdo social en el que participen las mismas, los vecinos y las entidades presentes en Valdemingómez, acuerdo que permita una intervención coordinada y corresponsable de las administraciones local, autonómica y central, que sea generosa en el tiempo, centrada en los derechos humanos en general y en el derecho a la vivienda en particular, que no sea cicatera y legalista, que solucione los graves problemas planteados y haga brillar la dignidad de las personas.
Madrid, noviembre de 2009.

No hay comentarios:

Vídeos sobre pobreza y subdesarrollo

Loading...

Vídeos sobre ecología y cambio climático

Loading...

Vídeos sobre guerra y conflictos armados

Loading...